DUERMA LO SUFICIENTE

No todo el mundo necesita dormir las mismas horas. Los recién nacidos duermen de dieciséis a dieciocho horas; los niños de uno a dos años, alrededor de catorce horas, y los de tres a cuatro años, entre once y doce horas. Los niños en edad escolar necesitan al menos diez horas de sueño; los adolescentes, nueve o diez, y los adultos, de siete a ocho.

Descansar lo suficiente es absolutamente necesario. Según los expertos, es imprescindible para lo siguiente:

  • El crecimiento y desarrollo de niños y adolescentes.

  • Aprender y retener información nueva.

  • Mantener en equilibrio las hormonas que controlan el peso y el metabolismo.

  • La salud cardiovascular.

  • Prevenir enfermedades.

La falta de sueño puede ocasionar obesidad, depresión, problemas del corazón y diabetes. Hasta puede causar accidentes mortales. Si queremos evitar estos peligros, debemos asegurarnos de dormir lo suficiente.

¿Duerme usted poco? He aquí lo que puede hacer:

  • Tenga un horario fijo para irse a la cama y levantarse.

  • Asegúrese de que el dormitorio sea oscuro y acogedor, de que no haya ruido y de que no haga ni mucho frío ni mucho calor.

  • Evite ver la televisión o usar su computadora, teléfono o tableta en la cama.

  • Procure que su cama sea lo más cómoda posible.

  • No cene demasiado, ni tome café ni bebidas alcohólicas antes de dormir.

  • Consulte a su médico si después de poner en práctica estas sugerencias sigue sin poder dormir, tiene demasiado sueño de día o le cuesta respirar mientras duerme.

    Puede consultar mas información en https://www.jw.org/es/publicaciones/revistas/g201506/mejore-su-salud/